Compre Argentino: Un proyecto que impulsa la industria nacional

El Gobierno Nacional presentó un proyecto de ley para modificar la norma actual de Compre Argentino que generaría un ahorro de u$s 500 millones. Las claves: inversión, industria nacional, generación de empleo y ahorro de dólares.

Con miras a retomar la iniciativa y cargar al Congreso de una agenda económica en los próximos meses (que tendrán también la discusión del Presupuesto 2022 y el régimen de fomento a las inversiones petroleras), el Gobierno calculó que el proyecto de Compre Argentino podría generar un ahorro de divisas de 500 millones de dólares por año y promover la creación de 30.000 nuevos empleos.
En el museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el presidente Alberto Fernández estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló; y el presidente de la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), José Tamborenea.

LAS METAS
Entre los objetivos a lograr con el nuevo proyecto, el Gobierno pretende promover una mayor participación de la industria nacional en las compras públicas, generar un aumento en el empleo, que rondaría los 30.000 puestos de trabajo, promover inversiones y transferencias de tecnología hacia los sectores de la economía nacional con mayores capacidades tecnológicas y productivas y estimular y regular el rol de las compras públicas en la innovación y en el agregado de valor en sectores estratégicos.

IMPACTO ECONÓMICO
Los beneficios que tendría la ley una vez sancionada, consideran oficialmente, son:
Un aumento en la producción nacional.
La generación de mayor empleo en las empresas proveedoras del Estado.
Un aumento de la inversión en Desarrollo e Innovación que llegaría a los $ 40.000 millones anuales.
Impacto federal positivo en empresas proveedoras de todo el país.
Desarrollo de proveedores en sectores estratégicos como hidrocarburos o minería.
Crecimiento de nuevos sectores productivos vinculados a la demanda del Estado.

LAS MODIFICACIONES
La ley actual (27.437), sancionada en 2018, «tiene grandes limitaciones para que el Estado pueda utilizar su poder de compra como herramienta para el desarrollo», comunicó el Gobierno. Por eso impulsa cambios, como:
· Ampliación del alcance de la ley a nuevos sujetos.
· Creación de la herramienta de compras públicas para la innovación.
· Se establecen herramientas de «alto impacto» que estimularían el desarrollo de la industria nacional.
· Se promocionará el desarrollo de la industria nacional a través de las compras públicas en sectores estratégicos.
· Se ampliará el alcance de los Acuerdos de Cooperación Productiva (ACP) y se mejorará el funcionamiento de la herramienta.
· Garantizarán el acceso a información para fortalecer el cumplimiento del régimen y planificar la promoción de la provisión local.
· Mejorarán las condiciones financieras para favorecer el acceso de la industria local a las compras públicas.
· Promoverán la articulación entre oferentes locales y organismos contratantes.
· Fortalecerán el plan de desarrollo de proveedores nacionales.

Las compras públicas son aquellos bienes y servicios que realiza el Estado Nacional, sus organismos o las empresas públicas; representan alrededor del 13% del PBI, por lo que tienen un peso significativo en la economía nacional.
El 65% de los proveedores del Estado son empresas privadas nacionales, de las

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?